Varios suicidios ocurren en los 3 meses siguiendo el comienzo de un periodo de “mejoría”.

  • Para algunos, puede ser un periodo donde acumulan suficiente energía para calmar su entorno, organizarse en secreto y pasar al acto.
  • Para otros, el resultado de haber tomado su decisión: entran en un estado casi eufórico o de serenidad aparente, hasta que pasen al acto.
Los cambios rápidos no son una buena señal. Una crisis suicida suele solucionarse a través de cambios progresivos.